Masaje con piedras calientes

El masaje con piedras calientes es una forma de trabajo corporal que sumerge a quien lo recibe en una experiencia de profunda relajación física y mental.

.
Las piedras más adecuadas para esta técnica son las volcánicas ya que pueden conservar el calor por tiempo prolongado. Se pueden agregar como complemento piedras frías, por ejemplo en el rostro o en piernas cansadas, con edemas o várices. Las piedras se pueden calentar en seco o sumergidas en agua, a mi particularmente me gusta calentarlas en agua ya que me permite agregar hojas o aceites esenciales  de romero, menta y eucalipto. El vapor y los aromas despiertan los sentidos y crean en la cabina un ambiente ideal para recibir el masaje con piedras.
Al finalizar la sesión es conveniente que el receptor permanezca al menos unos 10 minutos recostado para ir saliendo suavemente de la sensación de grounding muy característica que queda luego de este tipo de terapia.

El receptor, recostado en la camilla, atento a su respiración, se prepara para hacer el “viaje interior” que le permitirá descansar del estrés cotidiano y la tensión. El terapeuta escoge las piedras adecuadas y una a una las coloca en puntos claves del cuerpo dando inicio así al masaje. Las piedras volcánicas, quietas, presentes, van liberando el calor poco a poco, llamando al receptor al aquí y ahora. El calor penetra profundamente ablandando los tejidos. Todo está dispuesto para iniciar el movimiento; transportadas por las manos ágiles del terapeuta un par de piedras se deslizan con aceite adaptándose a los contornos del cuerpo; arman recorridos de pies a cabeza, a lo largo de la espalda, por brazos y cuello. Cada piedra es elegida por su forma y tamaño para trabajar en áreas específicas del cuerpo. Zona a zona el tejido muscular y las articulaciones absorben el calor que las piedras dejan a su paso, facilitando al terapeuta el trabajo puntual con manos y dedos que libera tensiones profundas. El sistema circulatorio es a la vez estimulado y relajado. La estimulación promueve la oxigenación y el drenaje de toxinas de los músculos e induce al cuerpo a la auto-sanación. Pausa y movimiento se unen en una danza fluida que transporta a la mente a un espacio de máxima relajación. Las piedras se detienen, tibias sobre el cuerpo, mecidas únicamente por la respiración tranquila del receptor. El terapeuta finaliza su trabajo permitiendo al receptor descansar en un estado de profunda calma…

> MÁS INFORMACIÓN: Masaje Californiano , Reflexología

Acerca de Andrea Saracco
Mi ámbito es el de las terapias naturales y alternativas. Masaje Californiano Esalen, Terapia Puntos gatillos, Terapias vibracionales y energética (Sintergética, Flores de Bach), Reiki, Estética no invasiva (mesoterapia virtual).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: