Autobservación corporal

El hábito de “observar” el cuerpo es la primer lección a aprender para descubrir cómo se encuentran nuestro cuerpo y nuestras emociones.

El ejercicio que te sugiero tiene como objetivo principal que pongas atención a tu cuerpo y hagas un autodiagnóstico de su estado; sencillamente observar, sin querer modificar nada. Posiblemente la tendencia de tu mente será ordenarte reacomodar la posición de tu cuerpo, por ejemplo, cuando descubras diferencias entre un lado y otro o simplemente porque tu mente racional así lo cree y está tan habituada a darte órdenes que muchas veces poco tienen que ver con la espontaneidad y con lo que tu cuerpo necesita. Si esto sucede prosigue con la observación y si aún así te surge la necesidad de modificar tu postura intenta descubrir si ese reacomodamiento es espontáneo.Ejercicio de relajación y autobservación recostada.

Este ejercicio puedes realizarlo tantas veces lo desees para chequear cómo está tu cuerpo cuando amaneces o por las noches antes de acostarte o en cualquier momento del día. Además es muy útil como paso previo a algún ejercicio físico o cualquier actividad y también como recurso para cuando te sientes estresado, nervioso, con dolor físico, con cansancio, etc. Lo que se busca es tener conciencia de las tensiones corporales y emocionales que posiblemente se te pasen por alto cuando estás realizando tus actividades diarias.

El tiempo de duración del ejercicio dependerá de tí. Unos cinco minutos puede estar bien. Lo mejor es que lo realices sin urgencia y si te sientes a gusto puedes extenderlo a 10 o 15 minutos, haciendo la revisión de tu cuerpo de manera lenta y detallada. Sin embargo no está nada mal que recurras a este ejercicio cuando tengas que acudir a un examen, una reunión o cualquier situación que te produzca cierta tensión y necesites estar tranquilo. En estos casos, realizas tu autobservación en donde te encuentres (en el bus, antes de bajar del coche, en la sala de espera…). Realiza un “escaneado corporal” rápido pero consciente que te permita estar más centrado en tí, equilibrarte.

En resumen, la autobservación de tu cuerpo te ayudará a:

  • Aumentar la conciencia de tí mismo
  • Relajar tu musculatura
  • Descubrir y liberar emociones
  • Calmar la mente

Instrucciones:

  1. Recuéstate sobre tus espaldas, en el suelo (procura colocar una colchoneta o una manta). Separa cómodamente las piernas y coloca los brazos sobre el suelo, paralelos al tronco. Mi sugerencia es que estés con ropa cómoda y descalzo para evitar distracciones en caso de que tengas molestias con la vestimenta.
  2. Cierra los ojos y  has un recorrido de pies a cabeza verificando las partes del cuerpo que están en contacto con el suelo. Presta atención al apoyo de tus talones, de las pantorrillas, la parte posterior de las rodillas, las articulaciones de las caderas, la columna, los omóplatos, los hombros, codos y muñecas, la cabeza. Compara un lado con otro. Es posible que descubras diferencias entre ambos lados. Ahora haz el recorrido a la inversa.
  3. Vuelve a hacer un recorrido ida vuelta, ahora descubriendo otras sensaciones. Si sientes más pesada alguna parte del cuerpo, si encuentras tensión, si la posición de la pierna o el brazo es diferente al otro, etc.
  4.  Cuando hayas terminado los pasos 2 y 3 simplemente abre los ojos y ve recuperando la conexión con tu alrededor. Levántate lentamente.

Hay alguna serie de preguntas que pueden serte de ayuda para tu observación

  • ¿Encuentro diferencias entre el lado derecho y el izquierdo? ¿En qué partes?
  • ¿Tocan el suelo todas las vértebras lumbares? ¿En cuál se ejerce más presión?
  • ¿Sobre cuál de las vértebras dorsales se ejerce mayor presión?
  • ¿Tocan el suelo las vértebras cervicales? ¿Cómo es el arco de la columna cervical? ¿El mentón está cerca o lejos del pecho?
  • ¿Cómo es mi respiración? ¿El aire se acumula en el pecho, en el abdomen?
  • ¿Hay sensaciones en el plexo solar (boca del estómago)? (Muchas personas suelen sentir dolor, tensión, opresión)

Las preguntas y el tiempo de duración del ejercicio es a modo orientativo, en la medida que repitas el ejercicio encontrarás la forma adecuada para tí.

Bibliografía:

– Autoconciencia por el movimiento – ejercicios fáciles para mejorar tu postura, visión, imaginación y desarrollo, Moshé Feldenkrais, Ed. Paidós

Licencia de Creative Commons
Autobservación corporal by Andrea Saracco is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.

Acerca de Andrea Saracco
Mi ámbito es el de las terapias naturales y alternativas. Masaje Californiano Esalen, Terapia Puntos gatillos, Terapias vibracionales y energética (Sintergética, Flores de Bach), Reiki, Estética no invasiva (mesoterapia virtual).

2 Responses to Autobservación corporal

  1. Rosa Maria (Rosi Pio) en facebook dice:

    Hola Andrea, me parece muy interesante este ejercicio, pero tengo una pregunta, despues de hacerlo, ¿que conclusiones sacamos? ¿como sabemos que anda bien y que no? no sé si me explico, ¿como sabemos el resultado de ese exámen, para obtener un diagnóstico? Gracias

    • Andrea Saracco dice:

      Hola Rosa María, gracias por exponer tu pregunta ya que me permites con ella ser más clara en lo que quise compartirles.

      Este es un ejercicio de meditación más que un ejercicio para establecer un diagnóstico médico. La “escucha u observación” atenta del cuerpo es una técnica excelente para enfocar la mente.

      Como en plano material (cuerpo) se lo que sucede en un plano más sutil (la conciencia) utilizamos la autobservación corporal para traer calma y claridad mental y con ello relajación corporal. En este estado uno sabe lo que anda bien y lo que anda mal. Esta acción trae enormes beneficios para la persona que lo practica.

      Espero haber sido algo más clara y si no fuera así, repregunta y seguimos investigando juntas este apasionante tema.

      Aprovecho para contarte y contarles a los blogueros que el próximo post tendrá como tema cómo establecer contacto con el dolor y como relacionarse con él. Creo que con este próximo artículo nos iremos aproximando un poco más al abordaje del cuerpo, su observación, sus manifestaciones y lo que podemos hacer conscientemente con todo ello.

      Recibe un saludo, Andrea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: