Masaje Californiano

Para hablar de Masaje Californiano es necesario remontarse a la década del 60 justamente en el nacimiento del Instituto Esalen.

adams_cascadaEl Instituto Esalen es un centro de retiro que se encuentra en Big Sur, California (EEUU). Nació en el año 1962 de la mano de los psicólogos Michael Murphy y Dick Price. El Instituto está enclavado en las antiguas tierras de la tribu nativa Esselen (de aquí toma su nombre) entre montañas, océano y manantiales de aguas termales. Surgió como un centro de estudios y experimentación orientado a la educación humanística, volcado a las disciplinas de meditación, yoga, espiritualidad, psicología, arte, música y ecología. Desde sus inicios promueve lo que Aldous Huxley llamó “el potencial humano”. Acogió en su seno maestros como  Ida Rolf, creadora del Rolfing (técnica de tejido profundo, fascial); Moshee Feldenkrais, analista de movimiento corporal; Milton Trager con el masaje de hamacados rítmicos; el Dr. Stanislav Grof, creador de la respiración holotrópica y la terapia transpersonal; Fritz Pearls, padre de la terapia Gestáltica; Gabrielle Roth, creadora de la danza de los cinco ritmos; Emily Conrad d’Aud y Susan Harper, con el Continuum (movimiento corporal creativo).

Tal como lo describe la Escuela Oasis de masajes y artes curativas de Buenos Aires, donde me formé como terapeuta, “el Esalen Massage® y bodywork es una práctica que alivia el dolor, incrementa la movilidad en las articulaciones y músculos y nos permite reeducar al paciente para que se sienta un Ser integrado y armónico.”

Una sesión de masaje californiano se hace en camilla y puede realizarse al aire libre, con el sonido del mar, del viento y los perfumes de la naturaleza o en una sala ambientada con clara y suave luz, una música tranquila y el aroma de los aceites de masaje…

… con manos quietas sobre el cuerpo del paciente, la sesión inicia. Las manos silenciosas, presentes, atentas a la respiración invitan al paciente a contactar consigo mismo. Con movimientos largos, fluidos y envolventes el diálogo con los tejidos comienza. Amasados, estiramientos y hamacados activan la circulación y los músculos y articulaciones se relajan. Escuchando al cuerpo las manos del terapeuta exploran las áreas de dolor, comprimen y abren el tejido liberando tensiones. Finalmente el dolor cede y la respiración del paciente se torna más amplia. Con rítmicos deslizamientos la danza continúa por piernas, tronco, brazos y cabeza integrando al cuerpo. Suave y gradualmente el ritmo decrece, las manos se aquietan, la respiración del paciente se vuelve profunda y reposada. El contacto finaliza permitiendo al paciente vivenciar un estado de bienestar físico y mente despierta.

> MÁS INFORMACIÓN: Masaje con piedras calientes , Reflexología , Cervicalgia

Licencia de Creative Commons
Masaje Californiano by Andrea Saracco is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License.

Anuncios