Epicondilitis

¿Has escuchado alguna vez decir a alguien que tiene codo de tenista? Hoy te explicaré qué significa esta expresión, que no es precisamente que tu amigo, vecina o familiar tiene un “brazo de oro” a la hora de jugar tenis.

 

dibujo de la insercion de los músculos extensores de la muñeca en el epicondilo lateral

La epicondilitis es un microtraumatismo repetitivo de los extensores y supinadores de la muñeca. Se presenta con dolor en el codo.

 

Codo de tenista es la forma coloquial de referirse a la epicondilitis, lesión muy frecuente en personas que practican dicho deporte; sin embargo cualquiera de nosotros puede tener una epicondilitis al realizar una actividad laboral, doméstica o deportiva en la debamos extender la muñeca reiteradamente. Si por ejemplo trabajas con el ordenador con el teclado o el ratón  en posiciones inadecuadas podrías desarrollar “codo de informático”, o si pintas: “codo de pintor”, o “codo de albañil” según el caso…
Una caída, un “tirón”, un golpe en el antebrazo (codo) violentos podrían causarte también una epicondilitis.

La epicondilitis más frecuente se produce por un microtraumatismo repetitivo con sobrecarga concéntrica o excéntrica de los extensores y supinadores de la muñeca. Se denomina contracción concéntrica cuando los puntos de inserción de un músculo se acercan y excéntrica cuando los puntos de inserción se alargan.
Pese a su denominación, no es una enfermedad del epicóndilo (eminencia ósea en la parte lateral externa e inferior del húmero), sino una afección del tendón, y es más degenerativa que inflamatoria. Existen divergencias en cuanto a su etiología (causas de la enfermedad): algunos admiten que es una lesión inflamatoria con degeneración en la inserción de los extensores de la muñeca, especialmente el extensor radial corto del carpo. Otros sostienen que en la mayoría de los casos no hay proceso inflamatorio y las muestras quirúrgicas revelan un proceso de degeneración colágena y aumento de sustancia fundamental.

Los síntomas que se se presentan son: dolor en el codo (lado externo) al tocarlo o moverlo, especialmente en las maniobras que implican levantar la mano con la palma hacia abajo (extensión). Puede haber también dolor en los dedos al cerrar el puño.

Entre los tratamientos posibles tenemos:

  • Crioterapia: el masaje con un cubito de hielo sobre la inserción musculotendinosa es muy efectivo.
  • TENS: es eficaz. Muy recomendada.
  • Masaje: el masaje de fricción (técnica cyriax), los estiramientos y la terapia de los puntos gatillo son muy efectivas para reducir el dolor e ir recuperando la funcionalidad del antebrazo.
  • Ejercicios de estiramiento: para recuperar la flexibilidad de los extensores, flexores de la muñeca y supinadores. Son estiramientos mantenidos durante 15 o 20  segundos, de 5 a 6 veces al día.
  • Ejercicios de potenciación: para restaurar la fuerza de la musculatura del antebrazo. Se comienza con contracciones isométricas suaves de los flexores y extensores del codo, pronación y supinación, con aumento progresivo de la resistencia.
  • Ultrasonido pulsado: eficaz en la tendinitis aguda pero no en crónica (algunos estudios arrojan mejorías y otros no).
  • Antiinflamatorios no esteroides por vía oral: son de poca utilidad porque, como te he explicado la mayoría de las veces no hay inflamación.
  • Infiltraciones con coritisona o anestésico local: producen alivio temporal. Se puede repetir a las dos semanas pero no se recomienda infiltrar más de 3 veces al año. El riesgo: se va debilitando la resistencia de los tejidos.
  • Iontoforesis o sonoforesis con hidrocortisona y lidocaína: son eficaces y sin los riesgos de la punción directa.
  • Láser: en la mayoría de los casos no se observan mejorías.
  • Cirugía: se plantea cuando el dolor persiste fuerte tras un año de tratamiento.

Para finalizar, algunos consejos:

  • Suspende o reduce al mínimo la actividad causante de la epicondilitis
  • Disminuye el tiempo y la intensidad de la actividad. Realiza las modificaciones necesarias de herramientas y mobiliario de trabajo
  • Realiza ejercicios como método de profilaxis para evitar desarrollar la epicondilitis
  • Haz descansos y estiramientos (son muy efectivos durante el tratamiento y para evitar recaídas)
  • Utiliza una codera elástica

> MÁS INFORMACIÓN: Síndrome del túnel carpiano ,

Anuncios

Fármacos o TENS

La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) es una de las formas más utilizadas de electroanalgesia hoy día. Se introdujo en la práctica clínica en los años sesenta y actualmente se presenta como una opción de complemento o  de reemplazo a la ingesta de fármacos.

neurona1

TENS es la sigla formada por las palabras en  inglés Transcutaneous Nerve Electrical Stimulation. Se refiere a  un tipo de tratamiento para controlar el dolor que tiene una ventaja por sobre los fármacos: no acarrea efectos secundarios. La modalidad TENS disminuye el dolor al enviar impulsos eléctricos indoloros a través de electrodos (parches adhesivos) que se colocan en la piel. Las señales eléctricas se desplazan desde la unidad TENS hasta los electrodos a través de cables. El sitio donde se colocan los electrodos depende del tipo y ubicación de su dolor. El tratamiento con  TENS dura usualmente entre 3 y 5 días pero puede usarse en forma continua para algunos dolores según prescripción médica.

Intentemos entender este mecanismo de analgesia repasando la teoría del control de la puerta de entrada propuesta por Melzack y Wall en 1965. Ellos postularon que el dolor no era una sensación transmitida en forma directa desde los receptores hacia la corteza cerebral, sino que podía ser modulado en la médula espinal por las aferenciasnociceptivas, térmicas y táctiles. De aquí se puede entender que la modalidad TENS actúa reduciendo el dolor nociceptivo  a través de la inhibición de la célula nerviosa emisora del impulso nervioso (presináptica) en el nivel del asta dorsal, lo que limita que la transmisión llegue a la corteza cerebral.
¿Cuándo un profesional puede sugerirte un tratamiento electroanalgésico? Cuando experimentes dolor agudo o crónico, localizado y de origen neural o somático, si padeces fibromialgia, si tienes contracturas musculares.
Esta es una lista de las principales indicaciones:

* Artrosis
* Artritis reumatoide
* Dolor miofascial
* Lumbalgia
* Cervicobraquialgia
* Hombro doloroso
* Epicondilitis
* Dolores postoperatorios
* Embarazo y parto
* Dismenorrea
* Cefaleas
* Miembro fantasma
* Neuralgia posherpética
* Dolor neoplásico
* Lesiones nerviosas y plexurales
* Como antiemético en quimioterapia

También existe una lista de contraindicaciones:

* Trastornos de sensibilidad cutánea
* Embarazo (es más por un tema de posibles reclamaciones judiciales si surgen problemas sin causa conocida que porque exista un motivo concreto para no aplicar TENS)
* Uso de marcapasos, bombas de infusión electrónica, estimuladores implantados para incontinencia
* Parkinson
* Epilepsia

Repasa conmigo las diferentes modalidades de TENS. Se establecen según sus parámetros, el modo de actuación y de aplicación.

1- Convencional (HiTENS), de alta frecuencia y baja intensidad. Indicado para dolores agudos puesto que proporciona analgesia rápida pero  de corta duración. Estimula las fibras Alfa-B  para bloquear las aferencias dolorosas a la médula. Si usas esta modalidad sentirás un suave cosquilleo y una ligera vibración muscular.
2- Tipo acupuntura (LoTENS), de baja frecuencia y alta intensidad. Es de acción endorfínica y la analgesia tarda en aparecer pero es duradera. Estimula las fibras nociceptivas Alfa-D y C y también las motoras. Con esta modaldidad notarás contracciones musculares intensas pero sin que lleguen a ser molestas, puedes sentir picazón también.
3- En salvas (low-rate-burst), baja frecuencia y alta intensidad en trenes o ráfagas de pulsos: combina estimulaciones de baja y alta frecuencia. La analgesia tarda en llegar pero es prolongada. Puedes notar las contracciones rítmicas y el cosquilleo.
4- Breve e intenso (brief intense), como su nombre lo dice, trabaja con pulsos breves e intensos. La analgesia es muy potente pero pasajera. Se suele utilizar previa a maniobras dolorosas como limpiar heridas o retirar puntos. Dada su  potencia sentirás  las contracciones musculares pero las puedes tolerar perfectamente.

Espero que te haya sido útil esta información y si en algún momento tienes algún dolor recuerda al tratamiento TENS como una opción eficaz para aliviarte.

>MÁS INFORMACIÓN:Síndrome del túnel carpiano, Mesoterapia virtual

Licencia de Creative Commons
Fármacos o TENS by Andrea Saracco is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License.