Donde en lo Micro está lo Macro

por Ari Ben

Acupuntura de mano coreana (Koryo Sooji Chim)

El descubridor del sistema fue el Dr. Yoo Tae Woo. Escribió: “Una noche de otoño en 1971, un dolor muy severo en la parte posterior de mi cabeza me despertó. Por alguna razón, miré fijamente la parte posterior de mi dedo medio. Se me ocurrió presionar allí con la extremidad de un bolígrafo y al hacerlo encontré un área realmente dolorosa. Entonces lo que hice fue insertar una aguja en este punto tan sensible. El dolor de cabeza cesó de inmediato“.

El Dr. Yoo Tae Woo verificó una de las tantas teorías de la Medicina Tradicional China: en lo micro está lo macro y viceversa. Al igual que sucede en Auriculoterapia, se puede acceder a las distintas partes del cuerpo solo apretando puntos específicos tanto en las manos (Koryo) o en las orejas (Auriculoterapia).

La terapia se realiza insertando agujas muy delgadas en el dorso y palma de las manos. Es muy pequeña la porción de la puntura y son muy eficaces los resultados. Hay varios niveles de tratamientos y su elección depende del tipo de patología en que se esté trabajando. Uno de esos niveles estaría comprendido con la correspondencia directa del dolor, otro con los Meridianos, etc.

Mapa de reflexología de manos coreana.

En general esta técnica la utilizo combinada con el Zen Shiatsu. Los resultados son muy buenos. En una sesión con un paciente hago masajes y en otra usamos acupuntura. La agujas se colocan con un aplicador. Otra de las ventajas es que al estar todo el cuerpo representado en las manos es más simple la colocación de las agujas y más rápido.
aplicador

Y para aquellos que de todas formas no quieren que se le coloquen estas micro agujas, se utilizan imanes o micro esferas de metal dorado o plateado para estimular los puntos acupunturales y moxibustión. Con esta última técnica se aplica calor en los puntos de acupuntura con moxa encendida; que es una hierba (denominada Artemisa).

Anuncios

Numerología para vivir mejor

por Mabel E. Vaccaneo

La Numerología tiene más de 2500 años y se la debemos al sabio griego Pitágoras, nacido en la isla de Samos en el s.VI a de C. La búsqueda de la verdad lo lleva a Egipto, estudia con los caldeos y se cree que se queda allí por más de veinte años. Encuentra escritos egipcios que hablaban del poder de los números y desarrolla sus influyentes teorías matemáticas que darán lugar al nacimiento de la Numerología. Adapta sus descubrimientos al alfabeto griego y los difunde al mundo occidental.

Yo descubrí esta disciplina ciencia hace apenas tres años, escuchando un programa de radio. Desde el primer momento me atrapó, pero poco a poco fui descubriendo sus amplias posibilidades y cómo las mismas pueden ayudarnos a transcurrir mejor nuestras vidas.

Una Carta Numerológica se hace con el nombre completo y la fecha de nacimiento de una persona. Las letras corresponden a los diferentes números y haciendo unos cáculos sencillos obtenemos otros números que nos irán diciendo las características de la persona, como su naturaleza emotiva, es decir su sentir interno, la imagen que da a los otros y también su misión y aprendizaje en esta vida.

Todos estos datos bien empleados nos permiten avanzar en el conocimiento sobre nosotros mismos, ver dónde nos estamos equivocando y en qué sería conveniente cambiar. Esta búsqueda es el camino para aliviar nuestros males, los dolores hacia donde nos llevan nuestros errores y miedos y trabajar en este sentido es tal vez el único camino hacia el bienestar.

Cuando miro una Carta el conjunto de sus números cobra vida, dejan de ser símbolos aislados para convertirse en historias. Se pueden leer como cualquier texto y nos revelan los conflictos, las capacidades, el rumbo. Por eso les aseguro que una Carta es un elemento muy útil para mejorar las experiencias de nuestra vida.

Una de las cosas que descubrí a través de los números es el valor de ser uno mismo, de no traicionar nuestros deseos. Como dice Daniel J. Martínez, conocido numerólogo argentino, “que tu límite sea solamente el que tu alma imponga”. También vienen al caso las palabras de quien es el padre de esta disciplina, Pitágoras: “no hagas de tu cuerpo la tumba de tu alma”.

Tal vez no sea fácil hacer cambios, desapegarse, romper estructuras o iniciar nuevos proyectos, pero es el único camino hacia la plenitud. Y esa es la idea, hemos venido a esta vida para aprender, para cumplir una misión y cuanto antes tengamos en claro todo esto, más pronto encontraremos el alivio a nuestros males. Nada es casual, todo ocurre por alguna razón, más allá de que lo podamos o no comprender. Nacimos el día indicado y tenemos el nombre que nos corresponde; somos seres únicos.

No desaproveches el poder de los números, conoce los tuyos, los que rigen tu vida, y ellos serán seguramente un regalo valioso para vos, como lo han sido para mí.

> MÁS INFORMACIÓN: Los signos del zodíaco

Terapia Craneosacra Upledger

por Carmelo Suárez

El concepto craneosacro es una potente visión terpéutica enraizada en ciertas observaciones anatómicas, fisiológicas y terapéuticas. El empleo de la Terapia craneosacra en el diagnóstico y tratamiento requiere un punto de vista particular: CONSIDERAR AL INDIVIDUO COMO UNA TOTALIDAD INTEGRADA.

EL SISTEMA CRANEOSACRO Y SU RELACION CON OTROS SISTEMAS CORPORALES

El sistema craneosacro puede definirse como un sistema fisiológico funcional, reconocido recientemente. Las partes anatómicas del sistema craneosacro son:

  • Las meninges.
  • Las estructuras óseas en las que se insertan las meninges.
  • Otras estructuras de tejido íntimamente relacionadas con las meninges.
  • El líquido cefalorraquídeo.
  • Todas las estructuras relacionadas con la producción, reabsorción y contención del líquido cefalorraquídeo.

El sistema craneosacro está íntimamente relacionado, influye y está influido por:

  • El sistema nervioso.
  • El sistema muscoloesquelético.
  • El sistema vascular.
  • El sistema linfático
  • El sistema endocrino.
  • El sistema respiratorio.

Las anomalías en la estructura o función de cualquiera de estos sistemas influye en el sistema craneosacro. Las anomalías en la estructura o función del sistema craneosacro tendrán necesariamente efectos profundos, con frecuencia perniciosos, sobre el desarrollo o función del sistema nervioso, en especial el encéfalo.

El sistema craneosacro aporta el medio interno para el desarrollo, crecimiento y eficacia funcional del encéfalo y la médula espinal desde el momento de la formación embrionaria hasta la muerte.

¿QUE ES EL RITMO CRANEOSACRO?

El sistema craneosacro se caracteriza por una actividad móvil y rítmica que se mantiene de por vida. Este ritmo craneosacro se manifiesta en el hombre, en otros primates, cánidos, felinos y probablemente todos o casi todos los vertebrados. Se diferencia claramente de los movimientos fisiológicos relacionados con la respiración, y también de la actividad cardiovascular. El movimiento rítmico se craneosacro se palpa directamente en la cabeza. Con práctica y el desarrollo de habilidades para la palpación, también se percibe en cualquier parte del cuerpo.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Mientras todavía se cuestiona el origen del ritmo craneosacro, la teoría de que el cráneo se mueve en condiciones normales no es nueva. Se dió a conocer a la profesión osteopática hace más de 50 años.

MODELO DE SUTHERLAND

Mientras cursaba estudios en la American School of Osteopathy en Kirksville (Missouri), a comienzos de la década de 1900, William G. Sutherland quedó fascinado por la estructura anatómica de los huesos del cráneo humano. Le pareció que habían sido concebidos para moverse, a pesar de que le habían enseñado que en los adultos normales los huesos del cráneo están sólidamente fusionados mediante su calcificación y que el movimiento era, por tanto, imposible. Se decía que las únicas excepciones a esta condición de inmovilidad en el cráneo humano se hallan en los diminutos huesos móviles del oído y en las articulaciones temporomandibulares.

Sutherland explicó la sincronía rítmica del movimiento entre el cráneo y el sacro sobre la base de la continuidad de la duramadre del tubo dural espinal que conecta firmemente el occipital con el sacro mediando pocas inserciones óseas significativamente restrictivas.

A continuación elaboró un modelo que colocaba al esfenoides como piedra angular del cráneo oseo. El esfenoides aporta la fuerza conductora que se transmite al resto del cráneo através de sus relaciones articulares con occipital, temporales, parietales, frontal, etmoides, vómer palatinos y cigómaticos. También existe una relación articular entre el esfenoides y el maxilar superior.

> MÁS INFORMACIÓN: Fascia y postura corporal, John E. Upledger, Dolor Lumbar


¿Cómo es un tratamiento de Zen Shiatsu?

por Ari Ben

Un tratamiento de Zen Shiatsu se lleva adelante cuando acordamos (terapeuta y paciente) objetivos a alcanzar. ¿Qué quiere decir esto? En ponernos de acuerdo en cual o cuales son las metas a las que queremos llegar durante el tratamiento. Muchas veces sucede que lo que el paciente creía o sentía que era el motivo de su consulta, luego esto pasa a otro plano. O sea que el síntoma es sólo la punta de un iceberg.

En el transcurso de las sesiones y en la medida que se van cumpliendo las pautas, llega un momento entonces de un “barajar y dar de nuevo”; le pregunto al paciente si quiere que lleguemos a otro estadío o finalizamos el tratamiento.

Por ejemplo: una mujer de 35 años me consulta por una contractura ”histórica” me dice, en el cuello y hombro del lado derecho. Acordamos el objetivo: que la contractura desaparezca. Cuando viene a la tercer sesión ella me relata que no solo se le fue la contractura sino que se siente más relajada, que duerme mejor y que comienza a darse cuenta del mecanismo emotivo que aparece detrás de la contractura. Muy bien, es ahí donde le planteo si quiere trabajar, ahora y como nuevo objetivo, las emociones que disparan estas contracturas. Acepta y continuamos las sesiones. Fueron tres sesiones más hasta que pudo conocerse desde otro lugar. No precisamente del lado racional, sino, del energético- corporal.

En muchas ocasiones el paciente decide continuar pero ahora desde otro punto de vista sobre sí mismo. Desde un ”recordar” a su cuerpo y a volver a conectarse con su propia energía. Muchas veces el estrés, producto de la sociedad en que vivimos casi sin pausas, produce esta disociación. Olvidamos ”escuchar” al cuerpo. Es por ello que además de los masajes, acordamos qué cambios podemos ir haciendo en nuestra manera de vivir, como ser la respiración, el modo de comer, etc.

Tal vez las enfermedades no sean otra cosa que una estratagema de la Vida para que recordemos Quienes Somos.

> MÁS INFORMACIÓN:

Reflexología , Masaje Californiano , Terapia craneosacra Upledger

La Doncella de Cristal

por Ana María Saracco

La Doncella de Cristal no es una leyenda. Es la forma en la cual empezó a manifestarse en mi vida cotidiana la fuerte energía de lo femenino. En estos últimos años fui focalizando mi atención en el anhelo álmico, en las suaves y poderosas energías del alma que busca manifestarse para significar, orientar y plenificar la vida del Ser encarnado. El alma hoy se manifiesta con una fuerza tremenda y cada vez son más aquellos ávidos de conectar con esa llama viva que arde en el interior de cada uno. Cuando ocurre esto existe una promesa de transformación que será la invitación a emprender el viaje y convertirse en peregrinos hacia el Misterio, de donde parte la Vida y hacia donde regresaremos en Conciencia plena de quienes somos. Son tiempos iniciáticos: para la mujer en el recuperar la sacralidad de su condición femenina, y para el hombre en el permitir que renazca la cualidad femenina de su alma.

Es mi deseo que la Doncella de Cristal se manifieste en una experiencia reveladora para cada uno de ustedes y que cada día seamos más alrededor de su fuego sagrado en el Gran Templo De la Gran Sacerdotisa.