Terapia zonal – Reflexología podal

Como ya te he comentado en el artículo Reflexología, fue el Dr. Williams Fritzgerald quien introdujo en occidente el concepto de Terapia Zonal, y posteriormente, Eunice Ingham, en la década del 30, desarrolló el trabajo realizado por Fritzgerald y Riley, llegando a ser considerada hasta hoy como la madre de la reflexología.

Friztgerald, animado por llevar a cabo una medicina libre de fármacos, comienza a trabajar sobre determinadas partes del cuerpo (boca, nariz, manos, pies) ejerciendo presión con los dedos y otras herramientas (pinzas metálicas y de goma); observa que al presionar dichas zonas podía aliviar el dolor en otras zonas corporales remotas. Desarrolla así un mapa que divide al cuerpo en diez zonas longitudinales, cada una de las cuales va desde la punta de un dedo del pie hasta la cabeza y desde aquí hasta un dedo de la mano. Al presionar en un punto de una zona se influye en otro punto de la misma zona.

El siguiente gráfico hará más comprensible la explicación:

 

terapia zonal

 

El pie: microcosmos

Ingham continúa y profundiza el trabajo iniciado por Fitzgerald, estableciendo una correlación precisa entre la anatomía corporal y  manos y pies. Finalmente profundiza su investigación con los pies ya que considera que esta zona corporal posee un alto grado de sensibilidad a la estimulación. Realiza pruebas utilizando solamente la presión de los dedos, estableciendo las correlaciones del pie con el resto del cuerpo. Ingham es quien introduce el concepto del pie como espejo del cuerpo, es decir, que si se estimulan los puntos reflejos de los pies se pueden aliviar los síntomas de todo el cuerpo.

Pongamos un ejemplo práctico: según el mapa de la terapia zonal el riñón se encuentra en las zonas 2 y 3, por tanto su área refleja se encontrará en las zonas 2 y 3 del pie del mismo lado.

En el siguiente mapa encontrarás todos los puntos reflejos podales según los desarrolló Eunice Ingham:

 

mapa de reflexología podal

 

Por último invitarte a que te animes a hacer tu automasaje relajante de pies. Consulta el paso a paso escrito y el vídeo de ayuda. ¿Cómo es? >>

Bibliografía:

– El libro de la reflexología, Valerie Voner, Ed. AMAT

– Reflexología – Una forma de buena salud, Nicola Hall, Ed. AMAT

 

Licencia Creative Commons
Terapia zonal – Reflexología podal por Andrea Saracco se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Anuncios

Reflexología

La reflexología es un masaje que despierta en el organismo el proceso de autocuración. Es una combinación de ciencia y arte. Como ciencia requiere de un profundo estudio del organismo y gran conocimiento de las técnicas y destrezas, y como arte curativo, es fundamental que la reflexología sea aplicada con concentración, percepción y sensibilidad.

La reflexología actual se remonta a las antiguas culturas de Egipto, China e India, las cuales aplicaban masaje en los pies para proporcionar buena salud. Es introducida en Occidente, en el año 1913, como Terapia de la Zona, por el Dr. Williams Fritzgerald, quien comienza a estudiar la relación existente entre las zonas reflejas de pies y manos con otras áreas y órganos del cuerpo. En el 1930, Eunice Ingham, fisioterapeuta, continúa desarrollando esta teoría de la zona hasta llegar a lo que hoy se conoce como reflexología.

Los pies y la manos son un microcosmos, un perfecto mapa de la totalidad del cuerpo humano. Todos los órganos, las glándulas y las partes del cuerpo se encuentran conectados con el cerebro y la médula espinal por medio de una compleja red de nervios que tiene muchas de sus terminaciones en manos y pies. La reflexología aprovecha estas terminaciones sensitivas que facilita dicha red para realizar presiones con pulgares, dedos y nudillos en las áreas específicas que el terapeuta evalúe apropiadas para proporcionar el alivio buscado.

Algunos de los beneficios de esta terapia complementaria son:

  • Relajación profunda, reducción del estrés y la ansiedad
  • Reducción de dolores y molestias físicas (dolores de cabeza, cuello, espalda, hombros, etc; indigestión, irritaciones, edemas…)
  • Terapia complementaria a atenciones médicas como: recuperación post-operatoria, pre y post parto, en enfermedades terminales, etc
  • Revitalizante, energético
  • Eliminación de toxinas: activa los sistemas linfático y excretorio
  • Mejoramiento del flujo sanguíneo

Reflexología podal

La sensibilidad y receptividad  que los pies tienen frente al tratamiento los coloca en un lugar de preferencia a la hora de aplicar reflexoterapia. Estas cualidades están dadas en parte por la cantidad de terminaciones nerviosas que los pies poseen y otro tanto porque gran parte del día los tenemos cubiertos y protegidos. Existen otras razones muy válidas para elegirlos, como ser: mala circulación en miembros inferiores, hinchazón, excesivo calor, frío; dolor por estar mucho tiempo de pie o calzado inadecuado.

Una sesión de reflexología dura de 30 minutos a una hora según el tratamiento a realizar. Lo más conveniente es recibir el masaje recostado en una camilla y siempre con los pies desnudos. Según la problemática a tratar el terapeuta podrá recomendar de una a dos sesiones semanales durante unas semanas. La relajación mental y física se obtienen prontamente; la agitación, ciertos dolores, la sensación de piernas pesadas, la recuperación de la vitalidad, se sienten con frecuencia desde la primer sesión. Los dolores crónicos necesitan un poco más de tiempo para conseguir alivio.

A continuación te dejo un mapa reflexológico de la planta del pie para que lo observes:

Reflexología podal – Mapa

 

¿Aún no has visto el vídeo de automasaje de pies?

Grabé un vídeo con la secuencia completa para el pie izquierdo. Puedes seguir el automasaje paso a paso.

Ver el paso a paso>>

 

> MÁS INFORMACIÓN: Cuando el dolor no te abandona, Masaje californiano , ¿Cómo es un tratamiento de Zen Shiatsu?